jueves, 23 de octubre de 2008

Olvidan a Alonso Felipe de Andrade vencedor de piratas y quien sabe cuantas batallas más

Queridos amigos lectores, en la búsqueda de nuestra identidad he estado rascándole a la historia y me he encontrado que siempre se le rinde homenaje a este personaje que expulso de la isla a los piratas en el año de 1717 un 15 para amanecer 16 de julio. Nunca se dice de donde proviene, quienes fueron sus padres, donde nació, si tuvo hermanos. En ese entonces la isla llamada de tris o de términos, no se encontraba habitada, eran los piratas quienes la tenían como guarida y de donde partían para cometer sus fechorías en las aguas del golfo de México. El gobierno grita a los cuatro vientos sobre esta batalla histórica, cuando todavía pertenecía a la corona española, de nuevo se hace uso de una identidad que todavía no era nuestra. Bueno pues buscando en la historia encontré un reclamo de los tabasqueños en lo que dicen lo siguiente:El héroe de jalapa tab. libró batallas contra los corsarios como la de Astapa hasta recuperar la isla de Términos. No hay en todo el municipio una placa que lo recuerde, una callecita, nada: ni un monumento en su honor. El mayor héroe jalapaneco -Alonso Felipe de Andrade- fue olvidado por su gente y eso que, gracias a él, los primeros pobladores de Tabasco pudieron liberarse de los feroces y temibles piratas.Nada tienen que ver con esos corsarios de Hollywood, marineros risueños, abocados a vencer monstruos marinos. Los lobos de aguas profundas que merodeaban el Golfo de México en el siglo XVII eran bandidos de la peor calaña, robaban y violaban lo mismo a mujeres que a niños y apresaban hombres para venderlos como esclavos en Jamaica, sino es que los mataban.Tabasco sufría de sus continuos embates, al igual que Campeche, Veracruz y Yucatán. Para desgracia, ocuparon en 1645 la Isla de Términos o Isla de Tris y desde allí se dedicaron a realizar sus incursiones de saqueo. Desde Términos planearon y ejecutaron la invasión a Veracruz, en 1683, adonde apresaron y encerraron a todos en una iglesia y después de violar a las mujeres y torturar a sacerdotes y hacendados, se llevaron un botín de cuatro millones de pesos de los de hoy. Lorencillo o Laurence de Graff, Grammont, Jean Jaques, capitán Kidd, England, y hasta mujeres como Anne Bonnet y Mary Read, hacían temblar a los costeños. Lejos estuvieron de parecerse al simpático Jack Sparrow, de la cinta Piratas del Caribe.Les llega su hora Los filibusteros fueron derrotados en Astapa en el año de 1699, pero no hay datos precisos de la fecha, lo que sí se sabe es que el bucanero inglés William Dampier en su libro "A journey on Campeche bay", traducido en el tomo "Viajeros en Tabasco" (Gob. Del Estado, 1987), del historiador Ciprián Cabrera Bernat, da cuenta de que "el capitán (William) Hewett fue rechazado allí (en "Estapo", es decir, la actual "Astapa"), que "proyectaba pasar a Halpo" (Jalapa)y "desde allí visitar Tacatalpo" (Tacotalpa). Pero en la pelea "perdió a muchos de sus hombres y él mismo resultó herido en una pierna".Sobre el héroe que desalojó finalmente a los piratas ingleses, el historiador Ignacio Rubio Mañé dice que se tienen pocas noticias de él: en Tabasco fue alcalde mayor en 1704 y luego sargento mayor de la Veracruz, el puesto más importante de la Armada. En otra investigación de Armando Ceballos cronista del carmen nos dice donde nació: Marino. N. en 1667 en el Ferrol, provincia de Coruña, España. Muere. en la isla de Términos el 16 de julio de 1717. En su tierra natal se desempeñó como marinero. Contrajo nupcias con María Coll, natural de Vigue, Cataluña, España, con la que procreó cuatro hijos: Ana Teresa, dos mujeres más cuyos nombres se ignoran y Domingo. Viajó a América a principios del siglo XVII. Entró a la Nueva España por Veracruz y, poco después se le comisionó como alcalde mayor de Tabasco (1704). Marino. N. en 1667 en el Ferrol, provincia de Coruña, España. M. en la isla de Términos el 16 de julio de 1717. En su tierra natal se desempeñó como marinero. Contrajo nupcias con María Coll, natural de Vigue, Cataluña, España, con la que procreó cuatro hijos: Ana Teresa, dos mujeres más cuyos nombres se ignoran y Domingo. Viajó a América a principios del siglo XVII. Entró a la Nueva España por Veracruz y, poco después se le comisionó como alcalde mayor de Tabasco (1704). Pero la batalla final contra los corsarios se tramó en 1716: el plan para desalojarlos de la Isla de Tris lo propuso don Francisco de Medina y Cachón, a la sazón alcalde mayor de Tabasco, y se lo encomendaron en el mando a Don Alonso Felipe, quien ya había probado su hombría en Astapa: el primer desalojó se dio el 7 de diciembre de 1716. Como los piratas no se dieron por vencidos, regresaron meses después: el 15 de julio de 1717, entablando la batalla más memorable de la que el bello libro de don Ignacio Rubio da cuenta.Los piratas conminaron a Andrade a rendirse y él les respondió: "hombres tengo y pólvora suficiente para no entregar la plaza".En la noche del 15 de julio de 1717, los ingleses atacaron e hicieron muchas bajas, pero Felipe de Andrade logró ponerlos en fuga e incluso arrebatarles un cañón de metralla que contribuyó a desbandarlos. Al amanecer del 16 de julio de 1717, no quedaba un solo inglés vivo, dice Rubio Mañé. En el combate pereció don Alonso Felipe de Andrade, pues se había dirigido a lo más duro del combate. El rey Felipe V deploró su muerte, y mandó que a sus hijas les dieran pensión hasta que fueran casadas y a su hijo, una plaza de sargento en Campeche. Como la isla se liberó el 16 de julio, pasó a llamarse Isla del Carmen, en honor a la virgen que es también la patrona de los marineros. A pesar de que en Tabasco está olvidado, los carmelitas lo recuerdan en el mercado de la ciudad que lleva su nombre. Hasta aquí la cita de manera sarcástica, y es cierto, ¿donde esta el monumento a Alonso Felipe de Andrade? Vivimos adoptando héroes y les contare otro día como la isla empezó a poblarse y quienes fueron ya los auténticos carmelitas que sentaron la bases de nuestra verdadera historia hasta hoy.

1 comentario:

bernardo lópez dijo...

Soy Bernardo López Rivera autor del artículo tabasqueño que usted cita sin citar mi nombre, y sin entrecomillar. Dudo que haya sido español este héroe, como dice la investigación que usted menciona, mi duda se basa en el pleito que de Andrade tuvo con Leoz (Antonio de) en 1711, y donde Leoz fue remitido a España, pero no de Andrade, según consta en cédula real, que podría citar, pero como usted no me cita, lo omito. La española María Ängeles Eugenio, en su ensayo, dice contundentemente que era tabasqueño.